En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

martes, 2 de septiembre de 2008

Crónicas de un gato 4


Hola Amiguetes, Hoy, Michel IV de Gato, ha regresado de las ferias y fiestas de San Sebastián de los Reyes, dice habérselo pasado genial, y piensa repetir el próximo agosto: Ha corrido delante de las vaquillas, se ha fumado sus movidas, ha participado en tertulias literarias nocturnas en el Café-Bar “Los Cuatro Misinos”, veladas con música de Chet Baker y Fats Domino regadas de un Marqués de Móstoles del año 53, me ha estado enseñando las fotos del ático abuhardillado, iluminado con cuatro velas, donde se ha quedado con una media persa (las mulatas son las mejores dice mientras se mesa los bigotes), y tras dejar los trastos y pasar por el arenero, me ha plantado una demanda en el Tribunal de Estrasburgo por, según él, negarle la Libertad y Soberanía, a la cual tiene derecho.

Asegura que el conflicto que tenemos en casa es grave, sigue pidiendo la autodeterminación de MI patio-lavadero por, entre otros, motivos históricos, él es el cuarto gato (y a lo mejor el último, como la cosa siga así lo cambio por un pato) que vive allí, y me pide un referéndum de consulta con el resto de felinos de la Comunidad de Vecinos. Así también, según Michel, ha quedado probado, por unos análisis que se ha hecho, que los gatos tienen una diferencia incluso sanguínea, ya que él, al parecer tiene RH negativo, eso me ha sonado más bien a Raza Aria y nazis (y no al Comunismo de los Pueblos que defiende él), diferencias étnicas (él lleva bigotes, yo perilla), incluso lingüísticas: En el Patio-Lavadero se maulla, y yo hablo Castellano (que es un lenguaje tosco y bárbaro, horrible, para sus delicados oídos), y yo no respeto, cuando entro a colgar mis calzoncillos en el tendedero, ni sus normas ni su ancestral cultura gatuna, (este punto me ha parecido interesante, mis ancestros veían teatro en Mérida hace 2000 años, y los suyos maullaban muertos de hambre por las colinas). Igualmente, me pide que recuerde el bochornoso episodio del jarrón, que sigue lamentando, pero no condenando, no quiere que se vuelva a repetir…

Cuando he llamado a Tomás Polichiollo, para consultarle la situación, directamente me ha dicho: “Vete al carajo boludo, Vos y el gato loco…”, y me ha colgado el celular.

Por mi parte, ya empiezo a estar un poco harto de las tonterías del gato y no le he hecho mucho caso, lo más curioso es que me ha pedido cinco euros para mandar la carta certificada a Estrasburgo, se ha gastado todo el dinero de su presupuesto mensual en S. Sebastián de los Reyes, era poco, soy poco solidario con el reparto del dinero que YO entro en casa, (y la carta se la he tenido que echar yo encima porque él no llega al buzón), y tras eso, divertido, me ha preguntado que qué había para comer…

P.D: Os recuerdo que... Cualquier similitud socio-política entre las peripecias de mi gato y yo con lo que ocurra, o pueda ocurrir, en cualquier punto del globo terráqueo es pura coincidencia, y lo digo en serio... Os quiero, tened cuidado ahí fuera.

9 comentarios:

Lupita dijo...

Este Michel no es consciente de que puede terminar siendo el último de su dinastía ¿eh?...

Carlos dijo...

Plas, plas, plas, plas y máaaaaaaaaaaaaaaaas plas. Que arte tienes jodío jajajaja. Que bien has enlazado esta vez las peripecias de tu gatos con... bueno ya sé que cualquier similitud con la realidad es pura coincidencia jajajajaja. Muy ingenioso jeje. Me parto :P

Duncan de Gross dijo...

Jeje, es que este Michel es muy especial ;-)

yakiva dijo...

vaya, vaya con Michel... me encanto! por cierto, ya que estamos recuerdale que si bebe no conduzca! que caña!

Duncan de Gross dijo...

Si Yakiva, aunque Michel es de los que viaja en bus y tren, normalmente, en coche va al veterinario y siempre bufando, jeje, le trae malos recuerdos la vasectomia que le hicimos en abril,jeje ;-)

Carlos dijo...

Antes decías capamiento y ahora vasectomía. ¿Es un eufemismo para no traumatizar más al gato? Porque lo primero es bastante más radical jejeje.

Duncan de Gross dijo...

Si Carls, hay que medir un poquito las palabras, no vaya a ser que me demande por algo más en lo que todavia no haya caido...

la pequeña candi dijo...

Andrés ¡Ja,ja,ja! Me he reido tanto... Sigue con las "Crónicas gatunas" qué son buenas... estoy deseando que llegue el siguiente capitulo.
Un beso!
¡Y a Michel IV un ronrroneo!

Duncan de Gross dijo...

Gracias Candi ;-) Habrá que ver conque nos sorprende este gato...