En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

martes, 29 de julio de 2008

Frases...


Tengo esta frase en un papelito apuntada desde hace unos 20 años, me la dijo una compañera de instituto y ahí quedó, y hoy limpiando un poco ha aparecido entre unos libros... Que aparezca ahora no significa que llevara 20 años sin limpiar, que conste:


"Se puede tener, en lo más profundo del alma, un corazón cálido, y, sin embargo, puede que nadie acuda jamás a acogerse a él". (Van Gogh)


Es una frase bonita, profunda y entendible si conoceís un poco la vida personal-sentimental de Van Gogh, se enamoró de una prima suya, se hizo pastor protestante, convivió con prostitutas... Vamos, que tampoco aquí tuvo suerte...


Aunque, ya con los pies en el suelo, todo esto viene a cuento por una frase que esta misma tarde he escuchado en el trabajo, también muy profunda. Os situo, un cliente le pregunta a una señora de unos 60 años:

-"Doña Fulanita o Menganita (no recuerdo como se llamaba)... ¿No va usted este año a la playa?"-, a lo cual la interpelada ha contestado, (y yo me he quedado helado ante la respuesta): "No, no me gusta mucho la playa, es que hay demasiada arena...".


¿Es o no es profunda la respuesta?. Si Valle-Inclán levantara la cabeza...

1 comentario:

Carlos dijo...

La de la señora no es profunda, ya lo has dicho tú, es esperpéntica jajajaja. Aunque con una lógica aplastante.

La de Van Gogh es otra cosa. Es de esas que te hacen pensar en según que momentos de la vida. Es "chunguilla"...